Vídeo: las 3 dimensiones del mundo empresarial

En su libro La Revolución del Sentido, Fred Kofman explica el mundo empresarial como un espacio tridimensional, compuesto de «eso», «nosotros» y «yo». Es decir: una dimensión impersonal, una interpresonal, y una personal.

Cita completa en YouTube:

Los resultados de la dimensión “Eso” son necesarios, pero no son suficientes para motivar a las personas: las organizaciones humanas trascienden esta dimensión. 

Desprovistos de las otras dos dimensiones, los negocios se convierten en una actividad puramente mecánica en la que el éxito ey el fracaso dependen exclusivamente de la gestión racional de agentes racionales. Pero en la realidad tridimensional en la que vivimos y respiramos, el éxito de una empresa depende del compromiso de seres apasionados a los que su trabajo les importa muchísimo. 

Este es el motivo por el que es útil comprender las otras dos dimensiones, muy reales e igualmente esenciales: Nosotros y Yo. 

Fred Kofman, La Revolución del Sentido
Continuar leyendo «Vídeo: las 3 dimensiones del mundo empresarial»

Scrum Master 3.06

La última versión del temario troncal I (Scrum Master 3.06) actualiza el tema de estimación ágil, reflejando algunas de las críticas y alternativas más frecuentes al uso de puntos de historia. Éstos siguen formando parte del temario que explica el marco estándar de scrum, y las alternativas se han incluido entre las «Prácticas para flexibilizar scrum», en dos apartados:

  1. Estimación sin puntos de historia.
  2. #NoEstimates.

En ambos casos se destacan ventajas e inconvenientes, explicando en qué contextos pueden resultar más adecuados.

Versión actualizada

Estimación sin puntos de historia

La estimación con puntos de historia ha recibido críticas por la tendencia a malinterpretar su función. Cuando se usan para medir la velocidad de varios equipos en una empresa, por ejemplo, pueden causar tensiones. Los puntos de historia no son una buena medida de productividad: son relativos y dependen del contexto de cada equipo. Un número mayor de puntos no implica mayor esfuerzo ni calidad, pero esto no es necesariamente intuitivo. Los equipos pueden empezar a inflar estimaciones y a mover historias a la pila del sprint no por prioridad sino para acumular puntos. Bien para mantener la que consideran su velocidad media o para competir con otros. Todo esto funciona en detrimento del proyecto e inhibe la colaboración.

Hay alternativas para poder estimar evitando estos problemas:

• Tallas de camiseta: un sistema de estimación intuitivo y que mantiene cierto nivel de detalle, en el que se indica en la historia si su tamaño es XS, S, M, L, o XL. 

• Ricitos de Oro: usar sólo tres medidas para las historias: demasiado grande, demasiado pequeño, o tamaño adecuado. 

Ambos requieren tomar medidas alternativas para sincronizar el ritmo de trabajo entre equipos e identificar cuellos de botella y otros impedimentos con antelación. Pero permiten priorizar de manera intuitiva y detectar historias que requieren más análisis antes de pasarlas a producción.

#NoEstimates

Ésta es otra de las reacciones al mal uso de las estimaciones en agilidad: renegar por completo de ellas. En algunas ocasiones, en equipos de alto rendimiento acostumbrados a trabajar de forma ágil y que mantienen un flujo de trabajo continuo, puede tener sentido no estimar. Ayuda por ejemplo a prevenir la Ley de Parkinson, que dice que «el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine». 

Al igual que ocurría con los sistemas de estimación alternativos a los puntos de historia, esta manera de trabajo supone encontrar otras maneras de sincronizar entregas. 

Manual de historias de usuario

Libro Historias de usuario de Scrum Manager

La agilidad da la bienvenida a los cambios durante el desarrollo porque aportan mejoras a la idea previa.

Las historias de usuario son un buen formato para gestionar requisitos en evolución y este manual de Scrum Manager, es sin duda uno de los mejores 😉

Esperamos que os resulte útil y con ese fin lo ponemos a disposición de todos a los que os pueda ayudar.

Los autores.

Guía Scrum Master versión 3.0

Ya está disponible la nueva versión de la guía de Scrum Master.

Esta es una actualización importante que ha centrado su objetivo en facilitar la comprensión del contenido, simplificando su estructura y mejorando la imagen para hacer más agradable la lectura.

La descarga es gratuita y se encuentra disponible en el siguiente enlace:

Esta guía es el texto de referencia para la formación y certificación Scrum Master en el marco de formación Scrum Manager.

Un poco de historia: Sobre el valor y el sentido de los certificados

Parece evidente que las certificaciones en técnicas y conocimientos de gestión ágil han alcanzado su mayoría de edad, y ésta plantea nuevas cuestiones a las que dar respuesta.

Igual que en su momento fue necesario aplicar sistemas que dieran rigor a los certificados académicos, puede que haya llegado el momento de encontrar formas de dar mayores garantías a los clientes que buscan la ayuda de expertos en agilidad.

Por esta razón el modelo de certificación de Scrum Manager ha empezado a diferenciar entre dos tipos de certificaciones: académicas y profesionales.

El ejemplo de la evolución de los certificados «Scrum Master»

En 2006 bastaba con asistir a los cursos de scrum para conseguir la certificación «Scrum Master».
Sin necesidad de examinarte ni pasar ninguna comprobación de si habías aprendido la materia obtenías tu certificado. Te lo daban aunque se hubiera impartido en inglés (en 2006 no había cursos en español) y tu nivel de «listening» no fuera muy bueno.

Esta fue una de las razones por las que en 2007 nació, como alternativa, el modelo de formación y certificación Scrum Manager. Hizo más asequibles los cursos, que hasta entonces resultaban prohibitivos, y estableció que la certificación estuviera respaldada por un examen para los alumnos que necesitaran acreditar documentalmente su conocimiento.

En Scrum Manager no entendíamos una certificación académica sin examen. Tampoco entendemos hoy una certificación profesional basada sólo en un examen.

Certificaciones académicas

No nos engañemos: una certificación académica es una prueba de que el titular ha aprendido la materia, pero no de que la ejerza ni de que tenga experiencia profesional.

Las certificaciones académicas se basan en la formación recibida porque su finalidad es acreditar el conocimiento.

Certificaciones profesionales

Las certificaciones profesionales tienen como finalidad acreditar que, además de haber adquirido el conocimiento, éste se ejerce profesionalmente con un desempeño apto.

Obtener este tipo de certificaciones de Scrum Manager requiere presentar un currículum que demuestre experiencia profesional suficiente. Su mantenimiento se basa en las valoraciones de calidad de colaboradores, clientes o alumnos del titular, que sirven para acreditar la continuidad de su actividad y sus aptitudes.

Más información: Modelo de certificación Scrum Manager.

Análisis y escalado de la agilidad con Agilevel 2D Dynamic

Logo AgilevelAgilevel 2D Dynamic es una dinámica que facilita el análisis y la identificación de la estrategia más adecuada para mejorar la agilidad organizacional.
A través de un análisis estructurado de los componentes propios de la agilidad se identifican las áreas que requieren especial atención o acciones de mejora.

 2D Dynamic se basa en el modelo Scrum Level® y emplea mecánica de “gamificación” para facilitar la comprensión e implicación por parte del equipo que la realiza. Este equipo lo forman personas del departamento o área que se desea analizar y a través de esta dinámica evalúan de forma colaborativa las dos dimensiones de la organización.

El resultado es un diagnóstico global de la agilidad de la empresa o departamento, incluyendo las valoraciones parciales de cada principio y valor ágil e identificando los  impedimentos que encontrarán las iniciativas de mejora.  Este análisis muestra qué áreas se pueden acometer sin cautelas especiales y cuáles requieren especial atención.

Continuar leyendo «Análisis y escalado de la agilidad con Agilevel 2D Dynamic»

¿Cómo explicar lo que es un Mínimo Producto Viable?

Juguete MVPNo siempre es fácil explicar la naturaleza de un MPV (Mínimo Producto Viable), sobre todo cuando los oyentes vienen de una cultura clásica en la que se piensa en el todo y se pretende que la primera entrega sea la solución completa e ideal. Un MPV se alinea con la frase de Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, que dice:

«Si no te avergüenzas de tu primer producto, es que lo lanzaste muy tarde»

Hablando del tema con Gema me explicó un ejercicio muy simple de lo hace ella para explicar el concepto. Se basa en el ejercicio que Jeff Patton propone en su libro «User Story Mapping: Discover the Whole Story, Build the Right Product» y que menciona en el capítulo 5: ¿Qué hacemos desde que nos despertamos hasta que salimos por la puerta de casa?

Continuar leyendo «¿Cómo explicar lo que es un Mínimo Producto Viable?»

Guía de historias de usuario

Portada de la guía de historias de usuarioYa se encuentra disponible la guía Historias de usuario, revisada y actualizada en la nueva versión 2.o

Es un trabajo colaborativo realizado por Alexander Menzinsky, Gertrudis López y Juan Palacio, producido por  Scrum Manager para compartir de forma abierta.

Lo podéis  descargar desde el siguiente enlace: Descarga Historias de Usuario 2.0

Y también verlo con los autores en el curso de ampliación de Scrum Manager: Historias de usuario, disponible con acceso libre en OKs.

¿Cómo experimentar un proyecto con cascada y luego con Scrum?

Una de las formas más potentes para experimentar Scrum es hacerlo mediante la comparación. Primero experimentar la construcción de un producto por fases en cascada, para luego vivir la construcción del mismo producto mediante sprints que incorporen feedback y aprendizaje de forma natural.

Imagen del ejercicio
El producto: tarjetas de invitación de cumpleaños

Alexandre Magno ha ideado la simulación que expongo en este post, me parece excepcional, la hemos liderado juntos y la voy a incluir en mis cursos de Scrum. Para poner contexto explicamos a los asistentes que nuestro hijo quiere invitar a 12 amiguetes a su cumpleaños y necesita 12 tarjetas de invitación. Resulta que le hace mucha ilusión que las invitaciones tengan un payaso sonriente pintado en la portada. Continuar leyendo «¿Cómo experimentar un proyecto con cascada y luego con Scrum?»